Restaurante Bfor Ibiza

La primera vez que comí en un japonés fue en Madrid, en 1991, hace 24 años. Un local de lujo, Suntori, me abría las puertas a descubrir un tipo de gastronomía que me era nueva. Pero no solo ponía a mi alcance nuevos sabores, nuevas texturas, sino la importancia de la decoración de los platos, la utilización de los colores, la trascendencia del corte en el pescado. Un servicio exquisito, en un ambiente relajante y cuidado al milímetro “nipón”. Un almuerzo que fue importante en mi vida no solo en lo referente a la gastronomía, sino que me abrió nuevos caminos profesionales y personales.

Desde entonces, la comida japonesa se ha ido popularizando en España, ha asentado las bases para quedarse y lo que es más importante, ha iniciado caminos muy interesantes de mestizaje, que es lo que al final afianza una cocina extranjera en un país como el nuestro. Ibiza, nuestra isla, como no podía ser de otra manera, ha ido viendo como en los últimos años se abrían restaurantes japoneses; locales de comida para llevar nipona; pseudo-japoneses; restaurantes fusión; entre otras combinaciones.

Hace unas semanas acudí al B-For invitado por el establecimiento, dispuesto a probar los platos que ellos decidieran con absoluta objetividad y libre de cualquier prejuicio sobre este local que aúna gastronomía, música, copas y, por parte de algunos habituales, alta dosis de postureo.

BFor Ibiza comida japonesa

Tengo que reconocer, que me quedé gratamente sorprendido, nada más llegar, por la profesionalidad de los camareros, justos en simpatía y demostrando una alta capacidad. Disculpadme este desahogo pero es difícil encontrar en esta isla de delirio y derroche, verdaderos profesionales del servicio y la restauración. El otro día pude ver, horrorizado, como en uno de los múltiples restoranes de Santa Gertrudis, el que se hacía pasar por maître, llevaba a la mesa una botella de vino debajo del brazo, bien recogida en la axila. Todavía no me he podido recobrar del delito “sobaquero”.

Bien, lo primero que nos sirvieron en la mesa fueron unas Edame, habas de soja, en su punto de cocción y de sal, y unas Gyozas, empanadillas de arroz al vapor rellenas de verduras, que estaban muy sabrosas y bien hechas. A continuación, nos sirvieron una degustación del Chef con una amplia muestra de Nigiris, California rolls, Ibiza Style rolls y Miami rolls. Con una mención especial de un Sashimi de Atún Toro, veteado de grasa y de un sabor exquisito, que me hizo recordar porque los atunes capturado en las almadrabas españolas son para los nipones objetos de culto.

Los diferentes rollos, muy buenos, elaborados con productos de calidad y bien de temperatura para poder sacar los matices de cada una de las mezclas y de las elaboraciones. Excelentes los rollos de Tepura de Gamba, Tataki de Salmón picante, Aguacate y Queso de cabra; el Futomaki B.for con Salmón, Surimi, Tamago, Aguacate, Pepino y Sésamo; los nigiris de Atún toro, Salmón y el de huevas de Salmón; y, no me gustaría olvidarme del rollo de Foie con Mango, exquisito.

B For restaurante japonés Ibiza

Nosotros, probamos, una pequeña parte de las más de 100 propuestas dividas entre makis, nigiris, utomakis, rolls que ofertan en B-for. Terminamos la cena con una ración de un Cheesecake Tempura.

El vino que nos acompañó fue Afortunado, de Viñedos Singulares, un verdejo blanco altamente concentrado porque nace de uvas centenarias que se cultivan en Segovia a una elevada altitud, pero fresco y de buen recuerdo.

Cenar en Ibiza

B-For se encuentra situado en el entorno de la denominada Milla de Oro de la ciudad de Ibiza. La competencia para cenar en los sitios de moda de Ibiza es muy alta ya que, en pocas manzanas,  se encuentran:
1.-El fantástico restaurante del Hotel Pachá que dirige Íñigo Rodríguez y que se ha consolidado como una referencia de calidad entre la mejor oferta gastronómica de Ibiza, Uno de los restaurantes de la isla recomendados por Ibiza 5 Sentidos.
2.-La novedad del verano 2015 es el restaurante de los hermanos Albert y Ferran Adriá y Guy La LibertèHeart,
una gran incógnita para muchos que no consiguen confirmar sus reservas.
3.-El restaurante del Grupo Pachá, Lio Ibizaes otra de las referencias para las grandes fortunas del planeta, ya que es muy difícil conseguir mesa. Un lugar donde la comida no es protagonista, se recuerda el espectáculo y, sobre todo, las abultadas cuentas, las botellas servidas con bengalas y la clientela.
4. Cavalli Ibiza se encuentran a escasos metros de distancia. Otro restaurante de moda de Ibiza para los clientes del súper lujo, que quieren bajar de sus yates, dejarse ver y tomar una copa, pero que tampoco buscan las grandes referencias gastronómicas que aparecen en el mapa de la Guía Michelín.

Entre todo esta oferta, B.for Ibiza pretende posicionarse como el japo de moda de la ciudad. Este local es elegido por muchos para iniciar las noches ibicencas de verano. Buena música, no excesivamente alta, lo que permite conversar mientras cenas, y una decoración sugerente a medio camino entre un restorán y un lounge club. Sin duda, uno de los locales que conforman el peregrinaje nocturno en la isla de Ibiza.

Dirección:
Avenida 8 de Agosto, Ibiza

Contacto:
reservations@bforibiza.com
(+34) 971 099 220

Déjanos tu comentario

Sobre el Autor

Antonio Beneyto
Periodista
En los últimos 25 años de mi vida he trabajado en periódicos (El Mundo y Gaceta de los Negocios); radios (Onda Cero y Cadena SER), agencias de comunicación (Capital Image, de Young & Rubicam, y Grupo Quator) y gabinetes técnicos de instituciones (Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Ayuntamiento de Sant Josep y Ayuntamiento de Ibiza). Tanto en Madrid como en Ibiza, he desarrollado mi actividad profesional en distintos puestos de responsabilidad, desde redactor a director comercial o jefe de prensa. También he estado vinculado a proyectos turísticos en Ibiza, la isla en la que vivo y han nacido mis tres hijos. Soy un lector empedernido, amante del cine y la gastronomía. Dispuesto a aprender cosas nuevas y a afrontar nuevos retos y experiencias. Defiendo la lealtad y la sinceridad, como motores de la vida personal y profesional. Mi paraíso es mi familia, mis amigos y la isla en la que vivo. La mejor oportunidad siempre es ésta: la que acaba de empezar.