terraza-sin-sombrillas

El restaurante María Luisa, en primera línea de la playa de Cala Vedella, cumple este verano 30 años. En este tiempo, la isla ha evolucionado mucho y en las playas han abierto docenas de restaurantes y chiringuitos. Sin embargo, en la Ibiza de 1987 la oferta era muy limitada y la propuesta de María Luisa resultó pionera y rompedora. Hoy por hoy, con la perspectiva del tiempo, podemos calificarla además como un gran éxito, ya consolidado, y un restaurante indispensable en la cocina tradicional de marineros y pescadores que se elaboraba en la isla.

IMG_7731

Pep Tur y Luisa Sánchez, la pareja fundadora, se conocieron trabajando en un hotel de alta calidad de Ibiza. Pep era el maitre y Luisa formaba parte de su equipo, en unos tiempos en que la hostelería la definían, ante todo, la atención al detalle, la profesionalidad, la amabilidad y, sobre todo, la simpatía. Juntos, ya en los ochenta, abrieron un primer chiringuito sencillo y rústico, en Cala Vedella. Fue un éxito arrollador desde el principio pero, aún así, Luisa y Pep echaban de menos esa hostelería de categoría que desarrollaban cuando se conocieron. Como ambos se sentían muy aferrados a Cala Vedella, el entorno donde se crió Pep, y ya contaban con una clientela internacional que repetía temporada tras temporada en el chiringuito, decidieron construir su sueño allí mismo.

IMG_7732

Tras barajar varias opciones, la pareja apostó por un local con una amplia terraza de piedra oscura, rodeada de fuentes, desde la que se disfrutaba una amplia panorámica de la cala. Cuatro escalones la separaban de las dunas y, al mismo tiempo, constituían una frontera invisible, que identificaba a María Luisa con una hostelería más elevada, donde no sólo se iba a comer, sino a disfrutar de la experiencia de la alta hostelería.

Bulllit-de-peix

En esos primeros años de María Luisa, como aún sigue sucediendo, los clientes reservaban con antelación para asegurarse la mesa. Al llegar, eran recibidos por camareros con uniforme y pajarita, que les conducían a una terraza abierta al mar, con mesas con manteles de hilo y perfectamente decoradas. María Luisa dirigía la sala y Pep se pasó a los fogones, donde desplegó todo el conocimiento gastronómico que había heredado de su familia de pescadores. A ella sumó un puñado de platos de cocina internacional, destinados a los carnívoros. En aquella Ibiza en la que con un poco de cariño, buen producto y simpatía cualquier chiringuito podía funcionar, María Luisa y Pep decidieron complicarse mucho la vida. El resultado, sin embargo, fue inmediato, con llenos a diario y clientes que repiten temporada tras temporada desde el principio.

Paella-Marisco

Desde hace décadas, Ibiza vive un debate permanente: ¿dónde se comen las mejores paellas de Ibiza? Como en toda discusión, hay opiniones para todos los gustos, pero la paella de pescado y marisco de María Luisa siempre figura en lo alto de las apuestas. Han pasado tres décadas y el restaurante ha ido evolucionando y actualizándose, pero sin renunciar a sus dos puntales: la calidad del servicio y los sabores intensos de su cocina marinera.

ensalada-gambas

Pep ya no está, pero María Luisa sigue atendiendo a los clientes con la ayuda de su hijo Jordi y otros familiares. Entre todos mantienen vivo un legado en el que el trabajo con los proveedores también es fundamental. En María Luisa el cuidado por la calidad del género constituye una prioridad. Trabajan con el mejor pescado fresco de la isla y reciben a diario verduras y frutas recolectadas en su grado óptimo de maduración. Por eso, cualquier plato del restaurante, aunque sea una ensalada, tiene en la intensidad de los sabores su principal característica.

Bogavante-frito

Al frente de los fogones, hoy figura el chef Pep Marí Tur, que empezó a trabajar mano a mano con el fundador, Pep, y hoy en día tiene el reconocimiento de toda una vida dedicada a los fogones. Las recetas, asimismo, son las mismas que hace 30 años. Además de sus alabados arroces y fideuás, elabora un suculento bullit de peix con su all i oli tradicional, guisat de peix, pescados frescos al horno o en parrillada (mero, gallo de San Pedro, roja o cabracho). También excelentes mariscadas, mejillones a la marinera, gamba roja de la isla…

Langosta-plancha

Más allá de la cocina de los pescadores, hay entrantes como la ensalada de gambas con vinagreta de fresas o una sabrosa parrillada de verduras. Y los carnívoros encontrarán un soberbio solomillo de ternera al oporto relleno de foie gras, picaña o pollo rebozado en corn flakes y salsa al curry, entre otras opciones. Para rematar el festín, postres realmente suculentos, todos caseros, como mousse de coco, banoffee, crema de maracuyá o coulant de Ferrero Rocher.

solomillo-al-foei

En estos treinta años, hay otro rasgo característico de María Luisa que no es tan conocido y que, sin embargo, conviene subrayar: su papel como centro formador. Por el restaurante han pasado jóvenes que, con los años, se han convertido en grandes profesionales al frente de otros establecimientos. Fueron a María Luisa porque nadie ofrecía entonces una cocina marinera de playa con la atención de un hotel de cinco estrellas.

Langosta-plancha

Hoy, María Luisa, brilla con un local de decoración renovada, donde todo sigue igual. Aunque han pasado treinta años, sigue figurando entre los imprescindibles de la cocina marinera de Ibiza.

¡Muchas felicidades, de parte de todo el equipo de Ibiza 5 Sentidos!

Déjanos tu comentario

Sobre el Autor

Xescu Prats
Periodista
Xescu Prats, periodista y fotógrafo, nació en Ibiza en 1973. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Antonio de Nebrija, ha desarrollado el grueso de su carrera profesional en Madrid, ciudad desde la que vive a caballo con Ibiza. Ha sido director de Comunicación de Paradores de Turismo, director del Proyecto Parador Museo y ha ocupado puestos de responsabilidad en periódicos y medios audiovisuales. Desde 2002 co-edita la guía 'Ibiza y Formentera con los 5 sentidos', además de fundar este nuevo portal. Es autor de varios libros sobre la isla y sobre patrimonio histórico artístico de España. Sus textos y fotografías se han publicado en medios de comunicación de todo el mundo.